Dress Code Comunicación | ¡Qué soy millonario!
20402
single,single-post,postid-20402,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.2,vc_responsive

¡Qué soy millonario!

principal

22 Dic ¡Qué soy millonario!

Ha llegado uno de los días más esperados por la mayoría de los españoles. Una mañana donde los sueños se pueden hacer realidad, donde de un momento a otro puedes convertirte en millonario. Casas, lujos, viajes, moda… todo al alcance de tu mano si esa pequeña bola que recoge el bombo contiene el número de tu décimo. Que mejor día para soñar con todo lo que podríamos hacer con tanto dinero.

Viajar

Tienes muchísimo dinero, ¿Qué te retiene para no ir al aeropuerto y coger el primer vuelo que haya disponible? Bali, Nueva York, Londres, Los Angeles, Fiji… todos estos destinos disponibles para ti, para poder decir de una vez por todas: «Me voy a tomar esas vacaciones tan merecidas después de este año tan ajetreado». Evadir tu mente de todos los problemas sólo lo consigue el hecho de viajar, así que si eres uno de lxs afortunadxs que hoy están brindando con cava, ¿A qué esperas? ¡Viaja!

Comer

Se acabaron los días de comida rápida y de pasta, pasta y más pasta. Ahora puedes deleitarte con la comida de los restaurantes más prestigiosos de España (si no quieres salir fuera a comerte el mundo claro). Que te apetece ponerte morado a sushi, Koy Shunka en Barcelona te deleitará con nigiris, makis y todo lo que puedas imaginar de la gastronomía japonesa, ¿Quieres algo más moderno tal vez? El restaurante DSTAgE situado en la capital de España te ofrece una estética y una armonía tan urbanita como cosmopolita en pleno centro de Madrid. Que no quieres ni comida oriental ni composiciones tan modernas, siempre estás invitado a disfrutar de tu dinero en Arroka Berri que se encuentra en el pequeño municipio de Hongarribia (Pais Vasco), comida vasca de toda la vida, sabores de antaño. ¡Por favor que me toque la lotería! O al menos a uno de vosotros, me muero por probar los manjares que proporcionan estos restaurantes de puro lujo.

Vehículos

Este año he sido bueno, y si encima me cae el gordo de la lotería, creo que es hora de cambiar de coche o quizás comprar un pequeño yate para mis findes en alta mar. Paseando mi Maserati por las calles de mi ciudad como que las penas son menos penas. Y por una vez, tenemos dinero caído del cielo, y un caprichito nunca viene mal.

Joyas

Podría hacer todas estas cosas perfectamente pero, ¿Y si quiero darme a mi o a mis seres queridos un auténtico capricho? Unos pendientes para mi madre, un reloj para mi padre, una pulsera para tu tía, un collar para tu abuela, un anillo para tu tío. La lotería nos puede ayudar a comprar joyas y, ¿Quién sabe?, puede que tras este golpe de suerte llegue la pedida de mano… el dinero llama al dinero.

Ropa

Y llegamos por fin a mi debilidad, ¿A quién no le encanta la ropa sobre todas las cosas? Esa sensación de ir de tiendas y no mirar el precio en la etiqueta, esa felicidad que uno siente cuando va cogiendo prendas y prendas sabiendo que se las puede permitir. Yo sin dudarlo cogería mi dinero que me acaba de tocar en la lotería y cerraría un centro comercial sólo para mí. Vale, quizás esto último es un poco exagerado, pero imaginaros, la ropa que desees es tuya y sin tener que pararte a pensar en cuanto dinero de tu sueldo te está costando esa chaqueta tan preciosa.

Yo ya os he dejado aquí muchos de mis sueños mientras gira ese bombo, espero con toda mi ilusión y cariño que mientras estáis leyendo este artículo algunx sea agraciado con ese premio gordo. Básicamente porque… ¡Os lo merecéis! ¡Mucha suerte!

Sin comentarios

Postear un comentario

*